Redensificación Facial

El tratamiento de rejuvenecimiento facial con Hilos de Polidioxanona (PDO), es una técnica no quirúrgica, mínimamente invasiva de rejuvenecimiento que estimula la producción de colágeno en el área de aplicación de los hilos gracias a la formación de fibroblastos alrededor de cada uno de ellos.

Los hilos PDO pueden ser de dos tipos:

  • Lisos que se aplican en gran cantidad en forma de red provocando una redensificación que hace que la piel recupere densidad y firmeza.
  • Espiculados, los cuales se aplican en sitios específicos de la cara, realizando una dermosustentación de los cojines grasos, dando un efecto de levantamiento y evitando el mayor descolgamiento de las mejillas y el contorno facial.

Su efecto consiste en levantar las mejillas, redireccionar las cejas, redefinir el contorno facial y dar simetría al rostro sin dejar cicatrices, con un efecto muy natural y dando un aspecto fresco, sin alterar las facciones.

Esta alternativa permite tener una piel tersa, natural, saludable y tonificada, y está indicada para pacientes con flacidez moderada y/o con mejillas pesadas en las que en ocasiones otros tratamientos no logran un efecto satisfactorio y que aún no necesitan o no desean un tratamiento quirúrgico; pero sobre todo para quienes buscan tratamientos mínimamente invasivos con ninguna o mínima incapacidad en algunos casos.