Hiperhidrosis

La hiperhidrosis es la sudoración excesiva y no controlada en cualquier parte del cuerpo, existen dos tipos de hiperhidrosis:

  • Primaria: De causa desconocida y se presenta como una respuesta exagerada a un estímulo emocional, manifestándose  por sudoración excesiva en ciertas zonas del cuerpo, las más comunes: manos, axilas, cara y pies. Afecta de manera importante la autoestima y seguridad de las personas que la padecen al no poder controlarla de manera voluntaria. Se preocupan por mojar exageradamente sus camisas sobretodo en la zona de las axilas antes de una presentación o de una reunión laboral o social, o tomar la mano de alguien y que sientan una mano húmeda y fría.
  • Secundaria: se presenta como respuesta a un cuadro febril, enfermedades como hipertiroidismo o la ingesta de algunos medicamentos, en estos casos, una vez se controla la causa, la hiperhidrosis desaparece.

Los esfuerzos de tratamiento se centran para la hiperhidrosis primaria que cada día es más frecuente y muchas veces con cambiar los antitranspirantes por unos mas fuertes no es suficiente, o la cirugía llamada simpatectomía que es una opción de tratamiento no es viable para algunas personas o puede generar hiperhidrosis compensatoria que es la sudoración excesiva en otra área del cuerpo diferente a la tratada.

Las mejores opciones de tratamiento son:

  • Aplicación de toxina botulínica purificada: Su efecto sobre el musculo erector del folículo pilo sebáceo controla la sudoración exagerada en cualquier parte del cuerpo que se encuentre afectada, la duración de su efecto es 6 meses o en algunos casos más porque además de provocar el efecto químico sobre el folículo, hace un efecto psicológico en el paciente, haciéndolo sentir seguro y olvidarse un poco de la sudoración, lo que hace que su respuesta simpática a las situaciones que generan estrés disminuya.
  • Radiofrecuencia con microagujas: Se utiliza para la hiperhidrosis axilar y su mecanismo de acción consiste en la aplicación profunda de la radiofrecuencia gracias a las microagujas, que actúan directamente sobre las glándulas sudoríparas disminuyéndolas y de esta manera la sudoración excesiva.