Hidratación Facial Profunda

La Hidratación Facial es un tratamiento especialmente indicado para todo tipo de piel. Su objetivo es reestablecer el equilibrio y la homeostasis cutánea y esto es logrado mediante una recuperación de la hidratación desde la profundidad del tejido a la superficie.

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y su función esencial es la de protección. Hay múltiples factores, internos y externos, que producen agresión al tejido: el estrés, las disfunciones hormonales, la polución ambiental, la radiación solar, los ambientes climatizados, las condiciones ambientales tales como frío y viento, entre muchos otros.

Todos estamos expuestos a factores desfavorables en nuestra piel. Por eso, una buena hidratación es fundamental para restablecer la función de barrera y protectora de la piel y para otorgarle la luminosidad, tersura y elasticidad perdidas. Esto se complementa con el uso diario de productos que aporten activos hidratantes y regeneradores según el biotipo cutáneo.